Desalojados 22 encerrados en la EMVS para protestar por los desahucios

Cuatro familias afectadas por los desahucios (una de Manoteras) y varios representantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid, en total 22 personas, se han encerrado esta tarde en la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), en el número 13 de la calle Palos de La Frontera de la capital, para detener sus desahucios y renegociar el pago de los alquileres a la empresa.

Su intención era quedarse en el edificio hasta que un responsable de la empresa los recibiera, pero la policía los ha desalojado después de 10 horas de encierro. De la veintena de manifestantes, dos han sido detenidos por resistencia y desobediencia a la autoridad y otros 11 han sido trasladados a la Comisaría de Arganzuela para su identificación, ya que se han negado a facilitarla. Los restantes, nueve personas, sí han enseñado su documentación y se han marchado. “Teníamos cita hoy a las diez para hablar con un representante de la EMVS, pero cuando hemos llegado nos han dicho que nadie nos iba a recibir, por eso nos hemos quedado”, ha explicado Beatriz Moreno, de una de las familias afectadas.

Las cuatro familias, de las que dos residen cerca de la Caja Mágica, una en Manoteras y otra en el Paseo de Extremadura, querían devolver parte de la deuda que tienen pendiente, según ha informado Manuel San Pastor, su abogado. “Son familias que recibieron una vivienda de alquiler social y que durante un tiempo no han podido pagar, pero ahora que tienen el dinero y la voluntad, la EMVS no quiere negociar, prefiere dejar las casas vacías”, ha explicado. “Mi madre tiene una deuda de 4.000 euros a raíz de que mi padre enfermó de cáncer y tuvo que dejar de trabajar, pero hemos conseguido reunir el dinero gracias a la solidaridad de la gente. Ahora la EMVS dice que no la renueva el contrato porque es conflictiva en el edificio, pero es mentira, si es discapacitada, tendrías que verla”, ha explicado Beatriz Moreno. Su madre, Balbina Sánchez, es una de las afectadas. El Ayuntamiento le dio su actual vivienda hace 12 años a cambio de un alquiler de 260 euros después de ser desalojada de su chabola en los terrenos donde ahora se ubica la Caja Mágica.

Los dos detenidos y las once personas que no se han identificado en la sede de Palos de la Frontera han sido conducidas a la comisaría de Arganzuela, donde un grupo de unos 40 activistas ha permanecido durante toda la tarde de hoy. Algunas ya estaban en Palos de la Frontera durante el encierro y otras han acudido al llamamiento hecho a través de las redes sociales. En el parque situado en la acerca contraria, han colgado un cartel que rezaba Stop Desahucios y han esperado a que salieran los compañeros retenidos mientras gritaban consignas como Libertad, libertad, detenidos por luchar ydesahuciadores.

Las dos personas arrestadas han sido puestas en libertad unas horas después con la obligación de comparecer ante el juez cuando les llame a declarar por los delitos que se les imputan. Son un varón que responde a las iniciales A. G. y una militante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). El primero de ellos fue arrestado en el interior de la EMVS por ejercer una resistencia pasiva cuando los agentes han intentado levantarle del suelo. “Como no nos levantábamos por nuestro propio pie nos han cogido, y yo creo que a este chico le han detenido por ser el primero, para dar ejemplo, pero no ha hecho nada”, ha explicado Verónica F., miembro de la Asamblea de la Vivienda, vinculada al 15M. Ella ha sido una de las personas conducidas a comisaría para ser identificada. La mujer no estaba detenida en un principio, pero es muy conocida por su activismo, la policía la conoce, y cuando la han identificado, la han dicho que estaba arrestada también”, ha explicado.

Fuente: EL PAÍS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.